DEPRESION y OBESIDAD (3ra. parte)



Tratamiento
En un primer momento la situación es de establecer un diágnostico diferencial, ya que existen muchas patologías que cursan con obesidad. Es importante hacer la diferenciación entre algunas enfermedades psiquiátricas que pueden desencadenar obesidad:

  • Depresión mayor
  • Ansiedad generalizada
  • Ciertas formas de TOC (trastornos obsesivos compulsivos)
  • Bulimia (exceso exagerado o excesivo de comer, en el que puede faltar la sensación de hambre).
Una vez se haya llegado al diagnóstico de depresión como causa de su obesidad desencadenada por sus deseos compulsivos de comer, se iniciará el tratamiento correspondiente.

El tratamiento exitoso debe ser multidisciplinario, y es altamente individualizado.

La importancia de los factores psicológicos en el desarrollo y el tratamiento de la obesidad son claros, por lo que el terapeuta u otro profesional a cargo del paciente obeso debe cumplir con apoyo e información.

Esto último es debido porque principalmente el paciente obeso presenta comunmente problemas en el área afectiva y cognitiva, como baja autoestima y autoimagen, observándose una deteriorada imagen de si mismo y de su cuerpo, bajas expectativas de autoeficacia y logro.

Por lo anterior, un tratamiento integrall del paciente obeso debe facilitarle no sólo herramientas que le permitan un cambio de hábitos alimentarios y de estilo de vida (ejercicios, deportes, etc.), sino tambien proporacionarle herramientas básicas para lograr un fortalecimiento interno básico, que le ayude a obtener resultados óptimos (en este caso la reducción de peso) y también algunos "apoyos" que, al igual que cualquier paciente dependiente de sustancias (drogadicción o farmacodependencia), le otorguen la seguridad y confianza para enfrentar posibles situaciones de "recaída" (ingesta excesiva de alimentos, por ejemplo).

El tratamiento de los trastornos afectivos (depresión, ansiedad) en pacientes obesos es de fundamental importancia, pues de lo contrario el paciente no será capaz de comprometerse adecuadamente, y en general tendrán mayor dificultad para bajar de peso.

Al igual que en otros pacientes depresivos, el tratamiento debe contemplar el uso de psicofármacos, los que un porcentaje no despreciable pueden desencadenar un aumento de peso en los pacientes, por lo que la elección del fármaco debe contemplar elementos psiquiátricos y nutricionales adecuados.


3 comentarios:

Gigi German dijo...

Cuantas cosas negativas produce l obesidad querida amiga, para la salud fisica y emocional, como te dije antes, todos los excesos son malos, te quiero mucho!

Gigi

sexydaisy dijo...

el positivismo, y la alta estima que uno tenga, es primordial, para no hundirse en el habismo de ningun vicio, porque comer asi es como un vicio, dificil de dejar. por dios de donde sacaste la foto!

Principe Mestizo dijo...

MUY BUENA LA SERIE DE POST QUE ESTAS HACIENDO iN, MIS RESPETOS, ESTAS HACIENDO UN EXCELENTE TRABAJO, BESOS