Así quedó nuestro carro


Eran casi las 9 de la noche cuando nos dirigíamos a casa, y habíamos cruzado el puente La Isabela, cuando nos dimos cuenta de que el puente iba vacío, cuando me decido a subir los pies al asiento, al subir la cabeza como en cámara lenta, ante mis ojos se despertó una gran tragedía, atravesada en el puente estaba ella, esas gruas de plataformas enormes que parecen patanas, sin luz alguna, esperando para cruzar hacia el otro lado del puente, justamente en la entrada de la zona franca. Cuando mis ojos vieron esto, solo me bastó gritarle a Guillermo para que frenara, pero ya era muy tarde, pués vine a verla cuando las luces de nuestro carro iluminaron tal monstruo.

En mi cabeza quedó como lentamente nos ibamos metiendo debajo de la grua, y como el carro poco a poco se iba destrozando, subí mis pies y me percaté de que mis hijos y sus dos amiguitas que iban en la parte trasera del vehículo estaban bien, gracias a Dios así fué, a mí y a Guillermo solo nos quedó el susto, mientras parqueábamos el vehículo correctamente, al salir del mismo, que impotencia nos invadió, la grúa se había marchado, escapó, queriendo transformarse en invisible ante tal situación.

Un teniente que iba a chocar también con el, lo persiguió tratando de alcanzarlo, minutos más tarde llegó, diciéndonos que lo pudo agarrar, y que dijo que por miedo se escapó, el teniente nos dijo haberlo entregado a dos policias y a un amet para que lo llevaran al lugar del accidente, pero estos nunca llegarón.

Ante esta situación, el teniente decide buscar su arma de fuego, y junto a mi hermano que había llegado junto con mi padre después de mi llamada, y Guillermo, se fueron hacia la dirección en que el teniente pudo alcanzarlo, supuestamente su vivienda. Al llegar allá, nadie lo conocía, después de haber dicho que sí, y ningún rastro de los policias ni del amet.

Comenzarón a buscar entre los destacamentos cercanos, sin ningun éxito alguno. El teniente nos informó conocer a estos policias y que nos ayudaría, hasta el momento no ha contestado ninguna de nuestras llamadas teléfonicas.

Seguridad nacional, para nada, pués policias llegarón como 1 hora después monitoreando la zona, y ahí se quedó todo.

Gracias a Dios Padre porque me dió visión cuando ni los niños ni Guillermo vieron con que nos ibamos a estrellar, pués lamentablemente en esa esquina no hay luz, debido a que robaron los tendidos eléctricos que la compañía Inca había puesto para que en esa esquina hubiera luz.

Dios nos envió a sus ángeles, pués de no haber visto primero esto, Guillermo no hubiera podido frenar, y hoy no estuviera viva para contarle nuestra experiencia.

Definitivamente esto es una muestra de que no importa cuan despacio vayas manejando nunca se sabe a quien encontrarás por el medio.

Aquí les dejo una foto del carro, estaba peor, pués tuvieron que levantar la parte delantera para poder sacar las baterías.

9 comentarios:

Gigi German dijo...

In, cuando paso esto??? Me he quedado preocupada, por favor cuando puedas dame una llamada, yo te devuelvo si he de hacerlo.

Gracias a Dios no paso nada peor, lo material es recuperable, pero una vida no, te quiero mucho preciosa, llamame please,

Gigi

Amor dijo...

cuánto me alegro de que no haya sido nada, in
un beso,
amor

Will dijo...

Hasta cuando estaran pasando cosas asi?..la irresponsabilidad al conducir no termina...que bien que no paso nada grave con ustedes

Rosannita dijo...

Gracias a Dios que los cuidó en ese momento y que no les pasó nada a ninguno de ustedes. Mira lo que pudo haber causado esa imprudencia y con las autoridades no se puede contar... Debemos cambiar, definitivamente...

Ginnette dijo...

Yo que lo vi, me quede en shock. Gracias a Dios están todos bien.

Demetrix dijo...

Aunque hubo daños fisicos en el vehiculo, gracias a Dios que no les paso nada a ustedes ni a los niños.

In dijo...

Gracias amigos y gracias a Dios porque realmente estamos bien, aún en shock por lo sucedido, pero esto es superable.

Gracias por sus intenciones.

Un abrazo a todos,

Tmac dijo...

Ufff que feo estuvo eso, pero como habia de esperarse Dios apareció en el justo momento, El nunca nos abandona, Gracias a EL que te dió la vision.

Carolin dijo...

Dios nunca desampara a sus hijos por eso puso en ti la luz para que pudieras tomar precaución de lo que habia a tu alrededor.
Gracias a El que te iluminó tu familia hoy se encuentra bien, lo sucedido es una demostración más del inmenso amor que siente por sus hijos.

Bendiciones.