El barco los necesita a los dos


Cierto día, un capitán de barco y su rudo jefe de ingenieros conversaban.Empezaron a discutir, sobre quién era más importante de los dos, para que el barco navegara.Como la discusión se tornó acalorada, el capitán decidió que por un día cambiarían de trabajo.

El jefe de ingenieros estaría en el puente de mando y el capitán en la sala de máquinas.A sólo unas pocas horas de haber iniciado el experimento, el capitán salió de la sala de máquinas. Venía sudado y sus manos, su cara y su uniforme estaban llenos de grasa y aceite.

-«Jefe», le dijo,
-«creo que tiene que venir a la sala de máquinas. No puedo hacer que los motores anden»-«Por supuesto que no puede», le dijo el jefe de ingenieros. «Acabo de encallar el barco».

Que tontería en la vida, es cuando comenzamos a creer que somos los únicos y que el mundo depende solo de nosotros. En la vida estamos rodeados de personas y cada uno tiene un papel vital que desarrollar.

****

Necesitamos aprender a considerar al otro y saber que cada uno es experto en algo y cuando nos unimos el barco de la vida puede marchar.
Dios nos ha dado dones y capacidades a cada uno,
pero siempre dejemos que Él sea el capitan del barco.

Triste es cuando otros te fallan.
Cuando esa gente en quien confiaste y creíste, (tus amigos) te desilucionan,
e incluso hablan mal de tí.
Desearias poner en evidencia su error. Sientes odio, tristeza, dolor y desilución al mismo tiempo.
Y al final no sabes qué sentir.

2 comentarios:

samirsaba dijo...

Todos somos especiales. Cada quien tiene su valor. Nadie es mejor ni peor que nadie.

Lindo Amanecer dijo...

Muy bonita tu historia,y con un mensage muy cierto.