Comenzar de nuevo


Todo lo que acontece pertenece

a una misma vibración.

Nada es casualidad, todo tiene su causa.

Cada amanecer trae su atardecer,

cada sonrisa su lágrima

y cada nacimiento su partida hacia el más allá.

Sé que todo lo que comienza debe terminar.

El sufrimiento pasa, mas lo sufrido es eterno.

La enseñanza perdura, si se mantiene fresca.

Cuando más desnudo esté nuestro interior,

mayor sabiduría podremos alcanzar.

De nada sirve ganar el universo entero

si no comprendemos que somos hijos de Dios,

y que como tal lo merecemos.

Solemos dormitar entre libros de ….

filosofía, psicología,

religión, política y medicina,

y nos olvidamos de vivir.

A menudo me han tratado de ilusa,

irreal y soñadora,

por pararme a hablar con un enfermo,

con un desconocido, un animal ó con una flor,

o sentir la presencia de Dios invadiendo mi ser.

De no dar un sentido a cada momento de nuestra existencia, llegaremos al final de nuestra jornada, en este espacio-tiempo, sin saber para qué vinimos a vivir.

Tú que me lees puedes decidirte, ya mismo, a ser auténtico, no esperes la muerte para elegir la vida.

Tienes poder interior suficiente para ser tú mismo, comienza ya.

En lo profundo de nuestro ser, existen millones de paisajes sin explorar, que esperan ser recorridos por nuestra mirada interior.

Nadie vivirá nuestra vida por nosotros, por ello, tú mismo debes dirigirla con autenticidad.

3 comentarios:

Laura E. dijo...

Elegir tomar la vida pero también darla, llevar a otros esa misma energía que nos cubre en las mañanas llenas de la presencia de Dios. Brindar sonrisas hasta que nos duelan los cachetes, disfrutar de las pequeñas cosas, de la familia, del trabajo, de los buenos amigos... disfrutar de la vida ahora, día a día, para no tener que llegar al final de nuestras vidas sin haber vivido de verdad.
Un abrazo(hiciste mucha falta, las oraciones van por la salud de tu hija)
Bendiciones!

Nikkei-Girl dijo...

Nada existe por casualidad, todo tiene su razón de ser. Yo no creo en coincidencias, todo tiene un por qué. Realmente hiciste falta el domingo, pero ya será para otra ocasión. Mil bendiciones para ti y tu familia, esperando la pronta recuperación de tu nena. Un beso!

Principe Mestizo dijo...

hay que vivir y ser autenticos, la vida e smuy corta, con mucho dolor y alegrias, pero es nuestra y en el mundo nunca mas volvera a existir alguien como nosotros, un abrazo